Traumatismos dentales

Un traumatismo dental siempre supone una urgencia dental, por muy banal o “tonto” que nos parezca el golpe o la caída y aunque el resultado sea un daño de “solo” un diente de leche.

Hay diferentes grados de severidad de los traumatismos dentofaciales, pero hasta el traumatismo que parece no tener repercusiones físicas (no se ha roto ningún diente, no se han desplazado de sitio, no se ha hecho heridas…), debe ser vigilado por un especialista en traumatología dental infantil, un odontopediatra.

En todo caso, ante un traumatismo, es pertinente un correcto análisis clínico y visual y una radiografía que nos ayude a valorar posibles repercusiones internas del diente (nervio dañado, raíz fracturada, etc.)

Avulsión

El caso más severo de traumatismo dental es el de la avulsión, es decir, cuando a consecuencia del golpe, el diente, ya sea de leche o definitivo, sale por completo de su lugar en la boca.
En estos casos, siempre debemos acudir con urgencia al odontopediatra para valorar las actuaciones a seguir de manera inmediata.

Avulsión de un diente de leche:

Debemos acudir al odontopediatra para valorar cómo mantener el espacio generado y evitar alteraciones infecciosas-inflamatorias o fonéticas en el pequeño, así como revisar las posibles heridas acompañantes en encía o labios para limpiarlas y curarlas.

Al tratarse de un diente de leche no se considera necesario ni opcional realizar un “reimplante”, es decir volver a introducir el diente en su posición original.

Avulsión de un diente definitivo:

Cuando el diente que ha salido de su alveolo es un definitivo debemos actuar con el siguiente protocolo:

  • Lo primero que debemos hacer es buscar el diente, en la boca del niño o fuera en la proximidad del lugar del accidente o entre sus ropas.
  • Procurar coger el diente por su corona (la parte que se ve de los dientes) sin tocar o manipular su raíz y transportarlo hasta nuestra Clínica en un vasito preferentemente con leche o suero y en todo caso siempre húmedo para que no se deshidrate. Cuanto antes sea reimplantado mejor será el pronóstico y menores serán las consecuencias.
2018-12-19T19:18:44+00:00

Deja un comentario